domingo, 25 de agosto de 2019

¿Se puede hacer el amor embarazada?




Ante de nada te deseamos un feliz embarazo, durante los próximos meses vas a disfrutar de uno de los momentos más felices del ser humano. No obstante, son muchas las parejas que evitan tener relaciones sexuales durante este periodo por diferentes cuestiones, entre ellas el miedo a que algo no vaya bien con el bebé. El sexo durante el embarazo es totalmente saludable y placentero, a menos que el ginecólogo diga lo contrario. Lo único que puede ocurrir es que tengas que cambiar algunos detalles de tu rutina diaria.



¿Apetece tener relaciones sexuales durante el embarazo?


En primer lugar es muy importante hablar con tu pareja acerca del sexo antes de que su cuerpo empiece a cambiar. A medida que aumenta el tamaño del abdomen de la mujer algunos hombres empiezan a preocuparse acerca de la posibilidad de lastimar el bebé o que sea inapropiado tener cierto tipo de relaciones sexuales con alguien que va a ser madre.  

No hay posibilidad alguna de dañar al bebé durante la práctica de relaciones sexuales, ya que el cuello uterino se bloquea hasta que comience el parto y el útero está diseñado como un auténtico fortín para el bebé, así que no te preocupes. 

Son muchos padres los que están preocupados para que su pareja esté feliz y saludables durante el embarazo, por esta razón es un buen momento para recordarle que el sexo (y esos orgasmos tan apreciados)  no sólo la ayudarán a mantenerse feliz y saludables, sino que también permitirá fortalecer el vínculo de la pareja.



¿Querrá sexo durante el embarazo? 


Con respecto a los cambios en el cuerpo de la mujer, el sexo se sentirá un tanto diferente. El motivo principal es que aumenta el flujo de sangre a la pelvis y también habrá cambios en la sensibilidad de las mamas, especialmente en el pezón. Son muchas las mujeres que disfrutan de estos cambios y los convierten en un momento placentero dentro de las relaciones sexuales, no obstante hay otras que no conllevan esta situación demasiado bien.

Otras mujeres destacan que sufren un aumento de la libido durante este periodo, por lo general suele ocurrir durante el segundo trimestre. Otros encuentran las fluctuaciones hormonales que sufren durante el embarazo como una falta de interés por el sexo.

Lo más importante durante este periodo es estar abierto con respecto a las necesidades y con el nivel de comodidad durante el embarazo. Todavía no se ha descubierto el ser humano que sea capaz de leer la mente a los demás, por lo que es muy importante la comunicación para poder disfrutar de unas relaciones sexuales sanas y placenteras.

¿Cambio la manera de tener relaciones sexuales con mi pareja?


El cuerpo de la mujer cambia durante todo el proceso del embarazo, una vez más lo importante es la comodidad de la pareja durante el acto sexual. El misionero puede llegar a ser incómodo, pero se puede ajustar si se realiza en el borde de la cama. La cuchara y la vaquera también son populares, ya que el cuerpo de la pareja no presionará contra el estómago.

Un método muy útil es utilizar una silla para estar sentado, esto mantendrá la presión sobre sus pechos y puede constituir una zona más sensible. Las almohadas también se erigen como un aliado muy utilizado para apoyar la espalda en posiciones en las que de otro modo pueden llegar a resultar dolorosas.

Con respecto al sexo anal durante el embarazo, hay que tener en cuenta que muchas mujeres sufren de hemorroides durante este periodo, por lo que en este tipo de ocasiones es recomendable evitarlo.  

Hay que tener en cuenta que la crema hidratante personal a base de agua es la clave, ya que la limpieza durante este periodo es muy importante a la hora de evitar que bacterias puedan entrar en la vagina. Siempre use un condón nuevo cuando se cambia de sexo anal con otra penetración, o asegúrese de que su pareja ha lavado a fondo el medio.



Conclusión


Salvo que su médico le dé una instrucción clara de no tener relaciones sexuales, no tendrá ningún problema de llevar este tipo de prácticas en su vida diaria hasta la fecha límite. Una curiosidad es que el sexo se puede utilizar para inducir el parto. Lo único que deben tener en cuenta es su propia comodidad y disfrute. Como le espera un gran número de noches envela, no estaría mal disfrutar un poco antes del parto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario