martes, 21 de junio de 2016

Tori de Iroha, un colibrí diseñado para tu clítoris


Tori de Iroha

 
Iroha es una de esas marcas que siempre consiguen dibujar una sonrisa en tu rostro cuando ves aparecer el paquete en casa, en esta ocasión recibimos la notificación que un pequeño elemento color carmesí que recibía el nombre de Tori podía perpetrar una auténtica rebelión en los reinos del norte. Con la espada en la mano y rumbo al castillo de Invernalia decidimos darle una oportunidad a este pequeño juguete que nos trae Iroha.


Cuando cojas el Tori dirás, vaya una cosa más pequeñita que tengo entre mis manos, pero esa cosa pequeñita te traerá un orgasmo de esos que te hacen fumarte un cigarro, beberte dos litros de agua e ir en busca de los huesos de tus piernas que se han clavado en el armario de tanto vibrar. Este  Tori es pequeñito con dos puntas, un extremo mucho más largo que el otro, lo que le hace parecer un pequeño colibrí que busca tu néctar.

¡Al ataque!


El extremo más largo es el único que puede proporcionarte placer, o eso es lo que dice el fabricante, ya que el motor no enfoca sus vibraciones hacia el otro extremo. Aquí es donde puedes sorprenderte o llevarte un pequeño chasco, pero los pájaros sólo pican por uno de sus lados, así que no te quejes y presta atención.
 
La forma y la vibración es bastante directa, además el juguete cubre con holgura la zona del clítoris para que no tengas que estar demostrando lo efectivas que son tus carísimas clases de yoga. Hay veces que la cabeza puede parecer demasiado grande para concentrarse en un punto concreto, un truco es ponerlo boca abajo para que se deslice sobre tus labios y presionar había abajo en la parte superior del cuerpo del clítoris.
 
Realmente es un juguete para hilar muy fino, son pocos los que te dejan tanto nivel de detalle a la hora de tratar con tu clítoris y funciona de maravilla para toda clase de necesidades. Es como un colibrí que tiene una precisión milimétrica en su punta para coger todo ese juguito que necesita para vivir ¿estás dispuesta a darle de comer a este pajarito?
 
El elemento primordial, el punto fuerte de este juguete, es que dispone de un mapa de vibraciones que te permitirá imprimir la potencia/velocidad que desees. Realmente es mucho mejor que esos juguetes mucho más sólido que al final te pueden hacer daño, con Tori tu clítoris estará muy contento ya que tiene una textura muy agradable al tacto y un margen de maniobra con la vibración adaptable a todo tipo de clítoris.
 
Para aquellas temerosas de mecanismo y botones complicados, Tori es muy sencillo de utilizar con solo un par de minutos te haces con los botones y los patrones de vibración.  También hay que reseñar que este Colibri sabe bucear, por lo que te puede acompañar al baño sin ningún tipo de problema. Además, no dispone de demasiados salientes por lo que se puede limpiar con suma facilidad.

Algunas pegas que reseñar


Una cosa que ha sacado de quicio a Mrs.Frog has sido ese momento en el que aplicas presión y compruebas la capa interior se desplaza, se mueve hacia el lado del motor que está cubriendo y te puede dejar una cara un poco de circunstancias al tener que empujarlo de nuevo a su lugar de origen.  Es algo que se puede llegar a entender al estar fabricado de forma tan maleable, pero según la situación puede llegar a exasperar a más de una, uno o Rana.

Conclusión


En general este pequeño colibrí es muy útil para tener contento al clítoris, de momento nuestro primer contacto con Iroha no ha estado nada mal y este Tori promete quedarse en el baúl de la cosas chulas durante estos días.  Nuestra recomendación es que es una compra un poco cara, ronda los 120 euros, pero que permitirá disfrutar de una sesión más que recomendable de reconocimiento de la anatomía propia, aunque si lo usas con compañía está mucho mejor.
 
Te dejamos un vídeo molongo que la marca ha hecho del juguete para que puedas ver como zumba este pequeño colibrí.



4 comentarios:

  1. Yo siempre he sido de vibradores pequeñitos, discretitos y sobre todo efectivos... este tiene buena pinta, me gusta su forma, aunque por el precio... no lo veo claro!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Uy que cosita más mona! Y el placer que tiene que dar...
    iroha es una marca que diseña unos juguetitos fantásticos. He tenido la suerte de tener algunos entre mis manos, pero no entre mis piernas...
    Croak!

    ResponderEliminar
  3. Una cucada, aunque como dice María, el precio se sube bastante. Y no es que no haya dejado sueldos en juguetes, pero muchísimo me tiene que enamorar.

    Eso sí, tiene pintaza de hacer pasar un buen rato.

    ResponderEliminar
  4. El problema es el sueldo, claramente, pero la verdad es que tiene unas grandes prestaciones XD.

    Saludos a todos!!!!

    ResponderEliminar